8/03/2010

thunderbear - pas på du ikke falder i!



En cuanto pensamos que sabemos que somos que comemos dos arrebatos duros de cabezas nigromantes y preciosos deseos incumplidos invernales en una hoguera de música fetal arremetida en contra del cuerpo frío de un motor mecánico y cuando los dioses abducieron mi canto sollozo y la vida el mal las rosas y la mierda gatuna comenzó a ser parte de el cotidiano peso de los experimentados ojos de un sabueso cuerdo la meta-respuesta a los conos del espacio tiempo se ocultaron en la maleza de la inocencia hiperactiva inundando los vacíos de una inocua historia desborde azaroso arriba de una sistemática bola de carne apurada amasada en contra mi cara mi pulcra cara cabellos felices. una pausa.
se sube, me muerde, me vive la acorazada magistral come-hojas de mi mente tragalenguas aparente operaria operativa operando mis operaciones corporales y la medicina de la vieja de la esquina que me mira con recelo por comer panacea integral que cura todo, que mengua todo, a medio violentar, a medio mermar.
y los rojizos de mi billete vomitado junto los colores de almendra que se dibujan en su estrella se desvanecen terratenientes en el fantasmagórico pasar del nido espectral de mis absurdas enaGenaciones egocéntricas egológicas.
y en la noctambula paracercana regañadientes que se aleja.
retomo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario